Serie del Caribe'2019 | Análisis del roster de los Leñadores de Las Tunas, informe de Scouting Report y más…

Yirsandy RodríguezPor Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Feb 4, 2019

Sí… es bastante difícil ponerse de acuerdo a la hora de emitir un criterio sobre la conformación de un equipo Cuba. Así ha sido y será, creo, mientras la pasión que sentimos por el béisbol sea el swing en cada debate donde nos creemos managers del team Nacional cubano.

Después de todo, ¡adoramos la polémica! ¡Allá vamos!: ¿Qué crees que habría hecho Civil si hubiese tenido la posibilidad de confeccionar junto a su cuerpo de dirección el equipo para buscar el título de la Serie del Caribe de 2019?

Esa es una buena pregunta que tenemos tiempo para hacérsela al manager de los Leñadores… ¿Mantener a la mayoría de sus jugadores de impacto que lo llevaron a ganar la corona? ¿O reforzarse en busca del título en la cita caribeña anual? Obviamente, de alguna manera, Civil intentaría conservar la integridad del equipo que lo llevó a la gloria del béisbol cubano en la 58 Serie Nacional. Aunque, por supuesto, nunca vetaría la oportunidad de mejorar su nómina. Es complicado. Piénsalo.

Sé que no hemos estado de acuerdo a menudo con las decisiones de los manager y a través de los años las confecciones de los equipos Cuba. Una vez más, podemos evaluar cada elección de jugadores. Como era de esperar, hubo movimientos controversiales. Las exclusiones del novato del año, César Prieto, y el líder jonronero (19) Stayler Hernández, hicieron arder Twitter.

Quizás también la del cátcher veterano Yulexis La Rosa, los lanzadores Erlys Casanova, Frank Luis Medina y Wilson Paredes, junto a los prospectos Oscar Colás y Ariel Martínez, fueron otras de las más significativas. Mientras, la del joven antesalista Denis Peña, resultó la más criticada por los fanáticos de los Leñadores. ¿Las mayores sorpresas?: ¡Oscar Valdés en la receptoría! — Sobre todo por la lesión de Yunior Ibarra y Frank Camilo Morejón, quienes pudieron haber empujado por esa plaza al igual que La Rosa. Y, a decir verdad, no pensé que Yosbel Alarcón y Alberto Pablo Civil clasificarían, para dejar fuera a Erlys Casanova.

En fin, esto es lo que tenemos: Otros 28 jugadores que intentarán atravesar el corto, pero exigido calendario de la Serie del Caribe de béisbol, esta vez con sede en Barquisimeto, Venezuela (Ciudad Panamá, al final).

¿Qué esperas ver de la selección cubana al chocar contra los cuatro - cinco bajo la nueva sede - clubes campeones al más alto nivel de las Ligas Invernales del Caribe? Veamos algunos puntos para saber, como las potencialidades de los Leñadores de Las Tunas, sus deficiencias y algunas notas interesantes a observar:

FORTALEZAS REALES DEL TEAM

Sabemos que este equipo puede batear. Esa es su fortaleza principal, pero… ¿demorarán los ajustes en corto tiempo contra las bolas rápidas “legítimas”? ¿Los bateadores cubanos se ajustarán a un plan combinando disciplina con ataque en el home plate? ¿Podrán conseguir los hits suficientes y los extra bases decisivos para resolver las carreras?

Esas son algunas de las principales preguntas, sobre todo cuando levantas este velo:

Aquí están las zonas de calor en general, de los bateadores (a la izquierda) zurdos y derechos (a la derecha, siempre desde la perspectiva del lanzador) del team Cuba en los eventos internacionales durante 2018 — una cortesía de STATS-INFO INSIDE. Son muestras generales, pero creo que no es muy difícil apreciar cómo se movió el dominio de los bateadores en el plato. Los zurdos fueron propensos a golpear con éxito sobre las pelotas colocadas hacia afuera, mientras los diestros, que vieron más pitcheos, desarrollaron la potencia de su trabajo con algunos lanzamientos bajos. Esos puntos de .500, .667 y 1.000 puedes obviarlos, pues fueron contra bolas fuera de la zona de strike, pero en una muestra demasiado pequeña.

Puedes confiar en el .333/.235/.389 de la línea de abajo, el .375 bien bajo, fuera de la zona de strike y, también, en el .429 de los pitcheos ubicados en la esquina media/afuera. Ahora, sé que estás esperando algunas valoraciones individuales. Aquí están los bateadores que tomaron un mínimo de 10-PAs, y terminaron dominados con las bolas rápidas:

  • 158—Yosvany Alarcón.
  • 176—Frederich Cepeda.
  • 214—Yordanis Samón.
  • 222—Carlos Benítez.

Aun así, todos ellos formaron parte del promedio de .306 que desató el equipo Cuba contra las bolas rápidas de sus contrarios, quienes registraron una media de 91-MPH (tomando el promedio que osciló en el pitcheo con el cual cerró el turno y la bola puesta en juego).

Viendo esto y, recordando el nivel de varios de los lanzadores que viajan cada año a presentar sus armas de exterminio sobre la colina en el Clásico caribeño, no deberíamos centrar el posible problema de los bateadores cubanos solo en el desafío de las bolas rápidas que recibirán de la oposición. El reto va mucho más allá de eso. Los Leñadores de Las Tunas se enfrentarán a varios lanzadores con suficiente experiencia y aún bastante gasolina para dominar al nivel de la Serie del Caribe. Esos son algunos, tal vez la mayoría, pero hay otros jugadores jóvenes con hambre y perspectivas, que vienen a lucir en un escenario previsto también de alguna manera para el show y la exhibición.

En general, los numeritos siempre nos adelantan algunas tendencias a veces ocultas, sobre todo si no tenemos un segundo análisis que hurgue más a dentro de algunos simples promedios y fórmulas de sabermetrics. Esto es lo que muestran las líneas ofensivas anuales de Cuba desde su regreso a la Serie del Caribe en 2014:

AÑO AVE OBP SLG
2014 .242 .286 .356
2015 .275 .292 .362
2016 .203 .269 .243
2017 .251 .277 .383
2018 .291 .343 .424

La contrapartida general que no aparece ahí te la revelo: El contacto sólido de los cubanos se ha estabilizado en apenas el 23% contra las bolas rápidas. Mientras, frente al breakingball, sube hasta el 33%. La parte más difícil será limitar el .234 de promedio cuando han puesto la pelota en juego con bolas fuera de la zona de strike. Pues, ese .329 al golpear los pitcheos en zona de strike podría ofrecerle una gran tendencia positiva a un equipo de bateadores como los Leñadores de este año.

De todos estos team que han representado a Cuba, es posible que la selección dirigida por Pablo Civil sea la mejor valorada desde una vista periférica de pre competencia. Eso solo lo sabremos dentro de nueve días, cuando se emita la voz de ¡playball!

¿QUÉ NOS DEBERÍA PREOCUPAR DE LA COMPLEXIÓN DE LOS LEÑADORES?

—¿Camino equivocado? Adoramos el poder: ¡pero obviamos la velocidad!

Tradicionalmente, ese ha sido un craso error. Si recuerdas, gran parte de nuestros equipos Cuba se conformaban por el poderío de los sluggers de nuestra liga. Ese, al final, se convirtió cada vez más en uno de los grandes errores a través del tiempo. No sé si recuerdas, pero lo comenzamos a descubrir cuando, en Winnipeg 1999, se retornó a la utilización del bate de madera. Sí, los números no te mienten:

  • Slugging y OPS promedio del team Cuba entre 1994-1998: .710 y 1.165. ¡Una barbaridad!
  • Slugging y OPS promedio en 1999: .413 y .739.
  • La caída, luego del efecto de la utilización del bate de madera: .297 y .426.

¡Puedes creerlo! Y, no te estoy invitando a renunciar a los sluggers y esos míticos registros mientras crecíamos, pero indudablemente estaban sobrevalorados. Ahora, en 2019, 20 años después de aquel impacto que nos ha sacudido —tal vez a algunos de manera más lenta— nuestro poder de análisis, en el béisbol de más alto nivel cada vez se pierden más los jonrones. Los sluggers continúan, pero sus enfoques en pegar extra bases —aun cuando tengan bajos promedios— han ido enterrado un poco el valor de la velocidad. Y no ha sido solo por la falta de contacto a nivel general como en las Grandes Ligas, donde los strikeouts siguen aumentando cada año. No. La batalla de hoy día en el béisbol de más alto nivel en el universo, está siendo para devolver el brío del contacto.

Entonces, ¿qué tienen los Leñadores de Las Tunas? ¿Ellos podrían presionar a algún equipo esta vez utilizando la velocidad? Cuando miras a un lado de la nómina, no puedes creerte eso. Imagínate, analiza: Hay un solo bateador de 25 años. Si no existen cambios de última hora, habrá 12 de 15 jugadores (el 80% de la nómina) mayores de 30 años. Veríamos a 9 (60%) de 33 años en adelante y, con la presencia de Frederich Cepeda y Danel Castro, dos veteranos de 38 y 42, respectivamente.

De todos ellos, hay solo dos jugadores que podrían poner a prueba los brazos de los cátchers en Barquisimeto: Yuniesky Larduet y Yurisbel Gracial. O sea que, escaneando el lineup, no vas a encontrarte a un contendiente serio para una jugada de robo de bases. Pero, ¿quién podría haber reforzado el team en este sentido? ¿César Prieto? Me gustaba la idea, aunque Prieto, de 19 años, aún no es el típico jugador que esperas ver brillar deslizándose con éxito en las almohadillas. De esa manera, creo que llegamos a la misma conclusión. Y, aunque no tener robadores no quiere decir que la velocidad del equipo Cuba será asunto desaprobado, tampoco podemos ver esa importante arma de ataque en el juego como una potencialidad.

Mira, los datos que tanto te fascinan: ¿Puede ser considerado un equipo robador de esta manera?: Luego de sus últimos 119 corredores embasados desde la Serie del Caribe de 2017 a la fecha, el team Cuba ha robado solo cuatro bases. Esto dice aún más: ¿Sabes con cuántos embasados sus rivales superaron esa cifra? ¡En solo 29! Durante el primer juego de 2018 (el día inaugural), Venezuela le robó dos bases de sus 15 embasados a Yulexis La Rosa. Y, en el segundo partido, México robó tres. Fueron cinco bases robadas permitidas después de ver entrar a solo 29 hombres en circulación.

¡Béisbol!

Ya lo veremos, como mismo ha sucedido anteriormente: Cuba no tiene un equipo competitivo para desafiar a la defensiva de sus rivales.

LINEUPS, FORMACIÓN DEFENSIVA… ¡POLÉMICA!

Esta fue mi primera reacción este miércoles después de conocer la conformación del team de los Leñadores de Las Tunas a la Serie del Caribe 2019: ¡Vi demasiados “DHs”! Danel Castro, Alfredo Despaigne, Frederich Cepeda y Yurien Vizcaíno, se destacan por su capacidad ofensiva, pero no sobresalen como defensores de rango para el exigido nivel de la Serie del Caribe. Eso no quiere decir que ellos no podrían alinear a la defensiva, pero sí muestra una parte bastante débil del equipo que, desde mi visión, complicará la configuración defensiva.

¿Qué hará Pablo Civil? ¿Alineará con todos sus jardineros titulares de los Leñadores? ¡No lo creo! ¿Alineará sin Danel Castro? Tal vez, luego del primer día. ¿Alfredo Despaigne sería el leftfielder o el “DH”? ¿Frederich Cepeda estaría como titular o emergente? ¿Yurisbel Gracial aparecerá en el rightfield y Alexander Ayala en la antesala? Quizás Civil haya pensado todo esto mucho antes de que se hiciera oficial el equipo, aunque reveló a Duanys Hernández de JIT/digital, que aún se va a valorar quién será el “bateador designado” del equipo, luego de algunas sesiones de entrenamientos. “Nadie duda la calidad de Despaigne, con él nos comunicamos previamente y lleva 20 días entrenando. Tiene un bien desplazamiento desde el punto de vista de la potencia”, señaló.

Civil agregó, además, “que este equipo es altamente competitivo, y que la Comisión Nacional nunca le impuso nada”. He visto reacciones diversas, sobre todo la inconformidad de los fanáticos de los Leñadores de Las Tunas en los Grupos de Facebook. Sin embargo, el reto aquí está delante, cuando Cuba debute el próximo 2 de febrero contra las Estrellas Orientales de República Dominicana, quienes se proclamaron campeones en LIDOM, después de 51 años. Será el debut de dos equipos provenientes de temporadas históricas, ya que Las Tunas ganó su primer título luego de 42 años. Ah, y no olvidemos otra nota interesante: Las Estrellas podrían llevar a Barquisimeto a varios jugadores cubanos.

¿LA ROTACIÓN DE PITCHEO PUEDE COMPETIR? En no pocas ocasiones se nos olvida algo: Para torneos cortos, el equipo tiene que funcionar en todos los aspectos. Bateo, pitcheo y defensa deberán estar a un alto nivel para intentar ganar un torneo de apenas una semana. Esta vez, la selección cubana de los Leñadores llevará a 13 lanzadores, cinco más que los campeones de Alfonso Urquiola en 2015.

De momento, parece una buena selección de pitcheo, pero ten en cuenta que no funcionará si el apoyo alrededor es insuficiente. Es obvio, tanto como estas dos problemáticas:

(A) — ¿Cuánto afectará al pitcheo los fallos a la defensiva? De la manera que te lo muestran algunas métricas, te engañan. El equipo cubano suele tener excelentes promedios defensivos, como el .990 del año pasado en la Serie del Caribe, pero la asignatura que sigue pendiente es el alcance defensivo de los jugadores. Eso, por supuesto, es algo inestimable a la vista si no estás al tanto, y que las estadísticas oficiales del evento no te ofrecen: Los batazos que pudieron haber sido outs. O, igual, los que otros jugadores de los teams contrarios lograron convertir en outs para “evitar carreras”. En este sentido, si pensamos en el cuerpo de outfielders ideal, entonces el lineup no contaría con Alfredo Despaigne, Danel Castro o Frederich Cepeda. Ni, tampoco, con Yurisbel Gracial, a quien seguramente colocarán como titular del rightfield. El sacrificio por la ofensiva podría costar caro.

(B) — ¿Qué tan bueno puede ser ese pitcheo de Cuba, al menos para dominar mientras la ofensiva se mantenga atada? Lázaro Blanco, Freddy Asiel Álvarez, Yoanis Yera y Yariel Rodríguez podrían ser cuatro buenos abridores, con Dariel Góngora, Livan Moinelo como lanzadores zurdos—Góngora para un trabajo largo de relevo o situacional y, Moinelo, para cerrar. Aquí se puede unir Yoalkis Cruz, Vladimir García y Raidel Martínez, al menos como los relevistas de primera línea. Todo parece un plan perfecto, pero cada movimiento y estrategia de pitcheo dependerá del ritmo de los marcadores. Si no hay ventajas o márgenes asequibles, posiblemente varios de los relevistas principales no aparezcan.

He aquí algunas de las estadísticas que 'nunca esperas ver' en un registro ofensivo de Alfredo Despaigne, uno de los bateadores más capaces y talentosos que he visto en Cuba durante los últimos 15 años...

¿Qué estás pensando? ¿Crees que es un error? Pues, ¡no lo es! ¡Viste perfectamente! Despaigne, el único cubano que ha estado presente en las cinco ediciones desde el regreso de los campeones de la Serie Nacional a la Serie del Caribe (2014), promedia solo .198. Ha bateado 16-for-81, con un OBP de .253 y slugging de .284. Bueno, ¿dónde viste eso antes?… Y sí, aunque no lo creas, no recuerdo otra ocasión en que Despaigne haya promediado menos que Yulexis La Rosa o Frank Camilo Morejón en su historial durante una cita beisbolera internacional.

¡Guarda estas líneas ofensivas!

SERIES DEL CARIBE

  • Despaigne: .198/.253/.284—81 PAs.
  • Frank Camilo Morejón: .216/.237/.378, 37—PAs.
  • Yulexis La Rosa: .222/.222/.278, 18—PAs.

Ves esas líneas y parece algo inimaginable, hasta que llegas a corroborarlo. Y, al mismo tiempo de digerir la información, quizás te hagas esta misma pregunta: ¿Qué ha sucedido con Despaigne en cada participación en la Serie del Caribe? ¿Cansancio? ¿Estrés? ¿Fatiga? ¿Presión? De todas estas y otras posibles teorías, la última no me juega con el calibre de Despaigne, quien podría ser interés de alguna organización de MLB para un contrato corto en 2020.

Quizás la Serie del Caribe nunca ha sido el momento ideal para esperar el mejor rendimiento del mayor slugger cubano de la última década.

Sí, quizás 2019 sea el momento. Nunca es tarde para corregir algunos promedios.

A partir del día 5 de febrero, podremos encontrar respuestas para estas y otras interrogantes.

(Fotos: Frederich Cepeda, a la izquierda, y Alfredo Despaigne, a la derecha. Crédito: Zimbio.com./Galería: Calixto N. Llanes y Rodolfo Garaicoa.)

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Leñadores tuneros: primera noticia en la 54 SN
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Fumigaron el tabaco
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue
Anaheim se hace del cubano Roberto Baldoquín
Yoalkis Cruz, 100 victorias
55 SN: En la tarde...dos resultados

ver más

ver más