Serie del Caribe'2018: Adiós a Alazanes tras derrota, 7-4, ante Águilas en semifinales

República Dominicana, por intermedio de las Águilas Cibaeñas, vino de atrás en la segunda semifinal de la Serie del Caribe 2018, para eliminar a los Alazanes de Granma de Cuba con marcador de 7-4, y avanzar a la final de la edición 60 de estos torneos, a celebrarse este jueves desde las 9 de la noche, ante el combinado de Puerto Rico, que venció a Venezuela 6-5 en el horario de la tarde en la otra semifinal.

BOXSCORE

Con la derrota, los Alazanes de Granma terminan nuevamente con buena actuación de 3-2 en SDC, pero por segunda vez en línea quedan eliminados en una semifinal ante un elenco de nombre Águilas, después de caer en el 2017 1-0 ante Mexicali de México.

En choque celebrado en el estadio Charros de Jalisco y en el primer duelo de abridores cubanos en Series del Caribe, desde el regreso de los nacionales a estos torneos en 2014, el derecho Lázaro Blanco, y el también derecho Yunieski Maya, se enfrentaron, y el duelo quedó frustrado cuando apenas comenzaba.

Ambos lanzadores se complicaron en los inicios del choque, pero supieron salir de apuros. 

En la misma primera entrada el abridor cubano de Granma, Lázaro Blanco, permitió sencillos consecutivos de Abiatal Avelino y Gustavo Núñez, y llenó las bases tras boleto al tercer madero, Junior Lake. Sin embargo, Blanco escapó de la entrada, llevándose a los siguientes tres bateadores, Edwin Espinal, Christian Bethancourt y Ronny Rodríguez, por la vía del ponche, para un importante cero.

Por su parte, en la parte baja de ese primer episodio, el también cubano Yuniesky Maya, de las Águilas, aceptó sencillo de Roel Santos, golpeó a Yordan Manduley, pero terminó ponchando a Yurisbel Gracial en conteo máximo y obligó a Alfredo Despaigne a batear para doble jugada, de torpedero a segunda a primera.

Sin embargo, en la segunda entrada los cubanos volvieron a la carga ante Maya, y después del boleto a Guillermo Avilés iniciando el inning, Frederich Cepeda golpeó triple por la línea del jardín derecho, para remolcar la primera, anotando poco después por un error en tiro del jardinero Ronny Rodríguez a la tercera. Carlos Benítez seguiría con doble al derecho, se movería a tercera en roletazo de Frank C. Morejón por la posición del segunda base, y anotaría en sencillo de Raúl González al izquierdo para un temprano 3-0 de Cuba. Pero cuando Maya cometió error en tiro a la segunda base sobre batazo por su posición del próximo bateador, Santos, él mismo la emprendió con su infield y rápidamente fue sustituido por el alto mando dominicano. En definitiva, el derecho de Pinar del Río, quien había expresado su intención de hacer su trabajo incluso ante una selección cubana, no pasó del segundo episodio, con labor de solo 37 lanzamientos, 24 de ellos strikes. El resumen de su trabajo queda así:

Yuniesky Maya SP / Águilas Cibaeñas

IP: 1.1 H: 4 C: 3 CL: 3 BB: 1 SO: 1 HR: 0

Cuba amenazaría nuevamente en las siguientes entradas y al final el no anotar les terminaría costando caro en el choque.

En la parte baja de la tercera, con dos outs, Granma tuvo sencillos consecutivos de Frederich Cepeda y Carlos Benítez, pero el relevista derecho Ulises Joaquín terminó el inning dominando por la vía de los strikes a Frank C. Morejón.

Un inning más tarde, Roel Santos quedaría anclado en tercera base. Con un out, el jardinero central dio sencillo al derecho y se coló en segunda por error del inicialista, Edwin Espinal, tratando de ponerle out en la inicial y botando la pelota a zona de foul. Santos se corrió a tercera en rolata de Manduley por el campo corto, pero hasta allí llegó, cuando Gracial fue retirado por la misma vía para el tercer out del episodio.

En el quinto, Alfredo Despaigne inició la entrada recibiendo boleto y así terminó la labor de Joaquín, quien fue reemplazado por el zurdo Cesilio Pimentel, para lanzarle a los de su propia mano, Avilés y Cepeda. Pimentel dominó a Avilés en elevado al central, pero cuando concedió boleto a Cepeda en solo cinco lanzamientos, fue sustituido por el derecho Ranfi Casimiro, quien caminó a Benítez y puso en dos bolas a Morejón, pero cuando recibió una visita de su coach de pitcheo, terminó obligando al receptor cubano a batear para doble play eliminando la amenaza.

Mientras, Blanco se mantenía con una buena apertura, con 89 lanzamientos en sus primeras cinco entradas, 52 de ellos por la zona de strikes, pero, sobre todo, ejerciendo dominio total sobre la ofensiva de las Águilas, que solo le habían podido ligar tres imparables, con un boleto y cuatro ponches.

Lázaro Blanco lo hizo bien

Pero en el sexto, los dominicanos lograrían marcarle al cubano. La entrada la inició Junior Lake con triple al jardín central, en una bola que – por el terreno sintético de este estadio – le hizo un extraño sobre la cabeza a Santos. Blanco dominó a Espinal en elevado a Benítez y a Bethancourt por la vía de los strikes, pero cuando parecía salía con un cero de lo que iba a ser su último inning, Ronny Rodríguez, al primer lanzamiento, le largó cuadrangular de dos carreras por la banda izquierda en una bola alta al centro del plato. Blanco regaló boleto a Carlos Paulino, y este resultó su último bateador del choque, marchándose con ventaja de 3-2 en labor de 106 lanzamientos (61 strikes), después de 5 2/3 innings. Su línea de trabajo al final quedó de esta manera:

Lázaro Blanco SP / Alazanes de Granma

IP: 5.2 H: 5 C: 2 CL: 2 BB: 3 SO: 5 HR: 1

El derecho Miguel Lahera vino en relevo y terminó la entrada dominando a Héctor Gómez en elevado al central, pero un inning más tarde complicó todo para el elenco, cuando concedió sencillo de Yefri Pérez al centro y regaló boleto a Avelino. El mentor Martí no esperó más, y trajo al derecho Raidel Martínez en su relevo, en un momento que terminaría definiendo el encuentro. Con hombres en segunda y primera Dominicana ordenó el toque, y la jugada, bien ejecutada por Núñez por la inicial, vio a Avilés cometer – lo que debió ser un error en fildeo atropellando la pelota - y al lanzador Martínez recuperando la misma y cometiendo error en tiro a la inicial que propició el empate dominicano a tres. Raidel caminó intencionalmente a Lake llenando las bases, pero Espinal respondió con sencillo al centro remolcador de dos para la ventaja, 5-3. Martínez saltaría del montículo y el derecho Alaín Sánchez – quien debió haber venido en lugar de Martínez – terminó la entrada sofocando la rebelión, ayudado en gran parte por un gran fildeo del segunda base Benítez en rolata por encima de la segunda almohadilla en batazo de Ronny Rodríguez. 

En la parte baja de esa séptima entrada Cuba inició embazando a Gracial por sencillo al centro, pero una vez más, como en casi todo el torneo, un lesionado Despaigne no pudo responder a la responsabilidad, bateando para doble play de torpedero a segunda a primera. 

Águilas anotarían dos en la parte alta de la octava ante Sánchez, usando la velocidad y la oportunidad de su bateo. Con un out, Yefri Pérez recibió boleto, robó segunda, se corrió a tercera en rolata de Avelino por el campo corto, para anotar en sencillo de Núñez al izquierdo. Núñez también robó segunda y resultó remolcado por el cohete de Lake al izquierdo, para un definitorio 7-3.

Los cubanos, que en todo el choque se fueron de 11-1 con corredores en posición anotadora, dejando además a nueve corredores en bases, marcaron su última carrera en la parte baja del octavo, por cuadrangular de Frederich Cepeda por la banda izquierda, el primero del veterano jardinero cubano en la historia de estos torneos.

En el noveno Cuba dio señal de vida, cuando el rápido Roel Santos entró en base iniciando el inning por error en tiro del torpedero a la inicial – en jugada que tuvo que ir a la revisión del video – pero, minutos después, Santos salió en un sin sentido intento de robo de la segunda base y terminó siendo out, tras otra jugada que tuvo que ser revisada en video.

Roel Santos atrapado en el 9no

La jugada terminó siendo suicida para la escuadra de la isla, con dos outs, Yurisbel Gracial dio sencillo y sin prácticamente defensa robó segunda, pero Despaigne nuevamente fue dominado, esta vez en elevado a la pradera central para el out 27 del choque.

Gran crédito del triunfo vale dar al pitcheo de relevo de las Aguilas, que con seis hombres a partir de la segunda entrada dejó a los Alazanes en seis hits por intermedio de 7 2/3 con solo una carrera limpia. De estos relevos, Ramón E. Ramírez, quien completó dos innings en blanco con un ponche, se llevó el triunfo. Miguel Lahera, quien concedió dos en solo 1/3 de labor con un indiscutible y un boleto, salió derrotado.

La derrota mantiene a Cuba con solo un triunfo en estas instancias semifinalistas desde 2015, cuando el único titular de la isla hasta el momento desde el regreso de estos a SDC en 2014, Vegueros de Pinar del Río, dispuso 8-4 de Caribes de Anzoátegui de Venezuela.  En la edición de 2016 los Tigres de Ciego de Ávila se vieron superados en semifinales 7-2 ante Venados de Mazatlán, además de la mencionada derrota de los Alazanes en 2017.

 
J.C.C.' 2014/Team Cuba
USA Baseball recibe a Cuba en Serie Amistosa 2015
Nicaragüa y Cuba topan desde mañana
Torneo de Rotterdam: Lista nómina cubana
Tope USA-Cuba 2015: Listo elenco norteamericano
Tope USA-Cuba 2015: Yadiel Hernández deja elenco cubano

ver más

ver más