CMB'2017: Acercamiento al elenco cubano (Primera parte)

Al doblar de la esquina se encuentra la cuarta edición del Clásico Mundial, evento que dará inicio el venidero 6 de marzo, y donde Cuba jugará en el Grupo B del mismo, que tiene como sede a la ciudad de Tokío en Japón. 

En este grupo del lejano oriente los nacionales enfrentarán a Japón (7 de marzo), China (8 de marzo) y Australia (10 de marzo), con posibilidades reales de lograr un boleto a la segunda etapa del torneo, en donde un pronóstico sobre la actuación de los cubanos se muestra bastante conservador.

El roster provisional de los nacionales fue anunciado apenas dos días atrás, y un total de 50 jugadores aparecen en el mismo. Esta vez muy diferente resulta la historia de los jugadores de la isla para este evento, comparado con ediciones anteriores y la mismísima del 2006, cuando estos torneos se pusieron en práctica.

A mi entender, aquella primera edición de los Clásicos Mundiales significó la gota que desbordó la copa y que decidió lo que en estos últimos años hemos conocido como el desangre del béisbol de la isla camino a las ligas profesionales de todo el mundo, pero, sobre todo, con énfasis en las Grandes Ligas norteamericanas.

De Cuba no haber alcanzado un segundo lugar histórico en aquel torneo del 2006, y el elenco haber quedado en el camino en la primera vuelta del torneo como casi sucede de no haber vencido en escalofriante final a Panamá en el debut, hoy estuviéramos hablando de una historia diferente en la pelota que se juega en Cuba o al menos, muchos años más hubiera tardado la salida en avalancha de jugadores de la isla hacia Las Mayores. El contacto de jugadores cubanos con los profesionales de sobre todo los países del área, pero además, el haberlo hecho de manera sorpresiva y con buenos resultados en muchos casos ante probados jugadores de Las Mayores, cambiaron la forma de pensar de muchos consagrados y futuros talentos en la isla.

Para el 2017 la escuadra cubana que pudiera salir al terreno del Tokyo Dome ese día 7 de marzo debe ser una caricatura, no de la vista en aquel Clásico Mundial del 2006, sino de la que Cuba, bajo condiciones normales, pudiera mostrar con sus jugadores que juegan fuera del país.

De izquierda a derecha, Yoennis Céspedes, Aroldis Chapman y José D. Abreu

Antes de entrar en detalles de lo que podremos ver por la isla caribeña para este venidero torneo, les propongo echar un vistazo a lo que los cubanos hubieran podido presentar en el 2017, y no me refiero al caso de llevar un elenco “unificado” como el que se buscó infructuosamente hacer entre los jugadores de la Serie Nacional y los que juegan actualmente en ligas profesionales, no para nada, me refiero a un elenco conformado con la condición hipotética de que ninguno de los jugadores que han emigrado hubieran dejado el país, a partir del inicio de la primera edición de estos torneos, en el 2006, hace ya 10 años. Echen un vistazo a quiénes pudieran haber estado entre los preseleccionados.

Receptor (3): Yenier Bello, Josuán Hernández, Lorenzo Quintana

Primera base (4): José D. Abreu, José J. Ruíz, Leslie Anderson, Ramón Lunar

Segunda base (5): José M. Fernández, Yoan Moncada, Héctor Olivera, Jr., Yoilan Cercé, David Castillo

Tercera base (5): Luis Y. la O, Yulieski Gourriel, Dayán Viciedo, Andy Ibáñez, Adonys García

Torpedero (11): Erisbel Arruebarrena, José Iglesias, Aledmys Díaz, Alexei Ramírez, Yadil Mujica, Alfredo Rodríguez, Adeiny Hechevarría, Alexander Guerrero, Dainer Moreira, Moisés Esquerre, Luis A. Valdés

Jardineros (22): Yoenis Céspedes, Leonys Martín, Yasiel Puig, Juan C. Linares, Jorge Soler, Lourdes Y. Gourriel, Dariel Alvarez, Alexei Bell, Rusney Castillo, José A. García, Luis R. Moirán, Yasmani Tomás, Henry Urrutia, Yusniel Díaz, Yadiel Hernández, Dairon Blanco, Guillermo Heredia, Dayron Varona, Yasser J. González, Yuniet Flores, Urmaris Guerra, Randy Arrozarena

Lanzadores (33): Norge L. Ruíz, Yaisel Sierra, Cionel Pérez, Aroldis Chapman, Gerardo Concepción, Yunieski Maya, Miguel A. González, Vladimir Gutiérrez, Odrisamer Despaigne, Dalier Hinojosa, Yosvany Alvarez, Raisel Iglesias, Raudel Lazo, Julio A. Martínez, Omar L. Rodríguez, Diosdany Castillo, Yadel Martí, Juan C. Viera, Héctor Mendoza, José N. Betancourt, Adrián Morejón, Yunier Cano, Aníbal Sierra, Ariel Miranda, Yosibel Castillo, Yoan López, Reinier Roibal, Misael Silveiro, Deinys Suárez, Elier Sánchez, Yadier Alvarez, Yusmel Velázquez, Armando Rivero

Para los curiosos, ni siquiera quise ir más atrás con este listado, y es por ello que, por ejemplo, hombres como los capitalinos Kendrys Morales, Yunel Escobar y Bárbaro Cañizares, quedan fuera.

Ahora, partiendo de la relación vista anteriormente, como podrán comprobar esta alcanza un total de 84 jugadores. El listado, además, no resulta de todos los hombres que recientemente han abandondado el país en busca de triunfar en el béisbol profesional, una cifra de jugadores que en los dos últimos años andaba muy cercana a más de 200 peloteros, según datos de nuestro colega Francys Romero. Para encontrar a estos 84 hombres, simplemente fui serio con aquellos que mejores perspectivas mostraban cuando jugaban en el país, para integrar, o seguir integrando los elencos nacionales.

Pero la realidad dice otra cosa sobre la presente situación, y para los que de verdad aún sienten por la camisa de las cuatro letras – entre los que fervientemente me incluyo -, no queda otra alternativa que conformarse, al menos por el momento, con los jugadores que Cuba presentará a esta cita mundial.

Si analizamos los rosters nacionales a recientes torneos beisboleros, podemos encontrar un grupo muy cercano o similar al visto en los 50 jugadores que aparecen en el roster inicial de Cuba al Clásico Mundial 2017. 

Analicemos en esta primera parte algunos de ellos.

Entre los lanzadores, vemos a hombres como los derechos Vladimir García, veterano de las ediciones del 2009 y 2013, y Freddy Asiel Alvarez, participante en la cita del 2013, y el zurdo Liván Moinelo, novato de hacer el grado a esta edición, que podríamos decir son quizás los únicos lanzadores que se incluirían en una nómina cubana que hubiera sido creada, con el empuje incluso de los que ahora no están en Cuba.

Vladimir García

El poder de Cuba no se mostrará esta vez como en la cita del 2013, cuando Cuba tenía a hombres como Gourriel, Abreu, Cepeda, Despaigne, Peraza, Bell y Tomás, algo que después del juego desplegado por los de la isla en las primeras vueltas del torneo, despertó los ojos de muchos entre los que se incluyó el director del al final campeón, República Dominicana. Para nada, de todos los hombres ofensivos de Cuba, solo Alfredo Despaigne ha “sobrevivido” la tentación de muchos más millones a los que gana el jugador de Granma en Japón, y aún su presencia por Cuba no parece ni siquiera segura considerando la debilidad del elenco de la isla y el futuro que el jugador quiere asegurar en tierras asiáticas. Despaigne, de incluirse finalmente por los nacionales, significa el único bateador real de los isleños reconocido a nivel profesional, que bien puede intimidar a lanzadores rivales.

Alfredo Despaigne

Pero hombres de fuerza puede aún Cuba tener en el torneo. De todos ellos el pinareño William Saavedra resulta uno de los que más pudiera atraer. Sin ser uno de los más grandes jonroneros de la isla, Saavedra ha logrado gran reputación en la Liga Cubana por sus oportunos jonrones en etapas decisivas de postemporadas cubanas, sobre todo con los Verdes de Pinar del Río y ahora como refuerzo en la etapa regular con Matanzas. Su presencia debe estar resumida a la inicial y algún que otro rol de designado, pero el bateador derecho cubano enfrentará un gran reto de no presentarse Despaigne a la cita mundial, considerando que, como gran parte del roster cubano, él también será un novato a este nivel y tendrá que asumir mucha más responsabilidad en el orden de Cuba. 

William Saavedra

Otro hombre de poder en la nómina de Cuba es el receptor avileño Osvaldo Vázquez. Novato también a este torneo, pero un jugador que se ha establecido en el campeonato cubano como una figura de cabecera y que incluso lidera los jonroneros de la presente campaña con 14, pero quien no ha lucido bien en recientes citas internacionales ante pitcheo de calidad - no cercano al que debe ver en el Clásico - y que lo tuvo en la Serie del Caribe 2016 promediando para solo .200 y en la liga canadiense, la Can-Am en este 2016, con pobre línea ofensiva de .211/.263/.286.

Una figura experimentada que ha despertado interés recientemente - sobre todo por la ausencia de jugadores en la isla - es el villaclereño Yeniet Pérez, subestimado hasta la saciedad en pasado cuando poseía juventud, pero quien bien pudiera hacer el grado, de mantener su productividad con Villa Clara y su sorpresivo poder que lo tuvo incluso de colíder en cuadrangulares del torneo cubano actual. Yeniet, además, posee la experiencia de las últimas tres Series del Caribe con Villa Clara, Pinar del Río y Ciego de Avila, un currículum que no debe ser obviado considerando la falta de jugadores con el mismo en Cuba. Para Yeniet esta sería también su primera experiencia a este nivel.

Pero si de sorpresas hablamos, una promesa que muestra ya mucho talento por doquier se ha colado en esta nómina preliminar, es la del joven jardinero granmense de solo 19 años (Sep 24, 1997), Yoelkis Céspedes. Yoelkis, de hacer el grado al Clásico Mundial, mucho ruido pudiera causar entre los scouts de ligas profesionales. El apellido rinde tributo a la figura. Yoelkis es el hermano menor de Yoennis Céspedes, este último una súper estrella primero con Granma en la Liga Cubana y ahora con el New York Mets en el béisbol de Grandes Ligas de hoy en día. El accionar de Yoelkis en 66 choques – hasta el lunes - con Granma en esta temporada, lo tiene con números de .311/.367/.502 y con mayor promedio al bate (.328) en la Segunda Vuelta del torneo, cuando se supone el pitcheo se ha fortalecido. Céspedes, de solo mirarlo en la caja de bateo todos saben tiene fibra de pelotero, algo que sin duda nunca se puede obviar. ¿Será incluido el granmense en la nómina final de Cuba conociendo los antecedentes de su hermano? Realmente no lo sabemos, pero su presencia en esta nómina debe tener algún objetivo. 

Yoelkis Céspedes

Otro jugador a resaltar en el roster anunciado es el jardinero central matancero Víctor V. Mesa, una joven figura más conocida por la historia de su padre en el ámbito beisbolero nacional cubano e internacional, pero que ha progresado un mundo desde una lesión apenas un año atrás, y que por su tacto y velocidad - encabeza los robos en Cuba con 27 esta temporada -, su presencia bien pudiera ser una de las sorpresas del roster cubano en el 2017. 

En la receptoría Cuba enfrenta uno de los problemas más grandes. Un hombre que no resultaba guante de oro, pero que mostraba ser uno de los más completos bateadores de la isla y un adecuado receptor, el tunero Yosvany Alarcón, se perderá la cita mundialista por segunda vez en línea, gracias a una exagerada sanción disciplinaria durante la presente temporada cubana. Esta vez el ponerse los arreos pudiera recaer en el experimentado capitalino Frank C. Morejón – uno de los participantes en el 2013 - de buen accionar detrás del plato, pero con deudas a la ofensiva a nivel internacional. Morejón tendrá presión de dos jóvenes figuras como el matancero Ariel Martínez y el tunero Rafael Viñales. Pese a la presencia de Morejón, el avileño Osvaldo Vázquez parece la figura más completa de la receptoría cubana actual – excluyendo a Alarcón – y este pudiera ser el hombre que reciba al menos en los inicios, a no ser que asuma algún que otro rol como designado, un lujo que la dirección del Cuba no puede darse.

Víctor V. Mesa

El campo corto de Cuba tiene un solo nombre, el del avileño Yorbis Borroto, la propia designación de dos hombres en esta posición no parece poner en peligro a ninguno. Por mucho Borroto, de adecuada defensa y mejor ofensiva – por ejemplo, lo hizo para AVE de .500, OBP de .667 y SLU de .500 en la Can-Am este año - debe ser sin dudas el regular. Junto a él parece ya seguro un experimentado bateador y líder de un elenco como Camagüey, en el agramontino Alexander Ayala. Ayala, apenas cinco años atrás lucía como una figura consagrada a definitivamente hacer el grado en el elenco nacional cubano, pero problemas de todo tipo, incluyendo personales, posteriormente lo alejaron de los terrenos de juego. Su regreso en esta temporada se puede considerar una de las causas que el equipo de Camagüey haya reverdecido laureles después de largos años y se haya ubicado en una histórica Segunda Etapa del torneo cubano, pero, aunque Ayala aún no quite el guante a Borroto en el equipo nacional, su presencia en el banco del elenco debe hacerse sentir.

Continuará…

 
MLB: Actuación de cubanos, Abril 24, 2017
MLB: Leonys Martín tiene sus días contados en Seattle
MLB: Actuación de cubanos, Abril 23, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Abril 22, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Abril 21, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Abril 20, 2017
MLB: Luis Robert Moirán declarado elegible para firmar
MLB: Actuación de cubanos, Abril 19, 2017

ver más