33 innings después... Camagüey

William Luis Campillo

Hubo que esperar 33 innings, sufrir tres derrotas y un nocao a la cuenta de Las Tunas, y "perder" en el camino a los dos principales abridores. Incluso hoy fue necesario soportar cuatro entradas de aburrimiento mortal, en que poco o nada se hacía para alcanzar la victoria. Todo eso pasó antes de que Camagüey –por fin– iniciara su 54ª Serie Nacional de Béisbol.

BOXSCORE

Los apuntes de esta noche resumen el triunfo de 7-3 ante Guantánamo, éxito para el zurdo Dariel Góngora y buen trabajo de Yormani Socarrás, que esta vez sí fue utilizado en su verdadera función: caminar par de capítulos al final de la ruta. Nada que ver con los cuatro y dos tercios con que fue obligado a comulgar en la primera fecha del duelo contra los Leñadores, por entonces el resultado adverso era de prever.

Yormaris Socarrás
Yormaris Socarrás cerró por Camagüey (Foto por Raúl A. del Pino)

Respecto a lo ocurrido en el parque Cándido González, todo puede resumirse en unas cuantas entradas. Comencemos con la tercera, cuando un hit (¿error?) aceptado por Quintero abrió las posibilidades para que los Indios anclaran un hombre sobre la primera almohadilla. Más tarde, un doble a la pradera derecha bastó para que la carrera se hiciera firme y pusiera a la visita en sólida posesión de la ventaja.

Mientras, los nuestros se iban uno tras otro en conexiones duras pero de frente –todas de frente– como en una letanía interminable que de inning en ininng fortalecía más al abridor Orielkis Cobas.

Así se mantuvieron las cosas hasta el final del quinto. Contada a vuelo de pájaro, la historia comenzó por Humberto Bravo y su toque de bola, la base a Héctor Hernández y la línea de hit que al central mandó Marino Luis. Empate. Luego llegaría el rolling de sacrificio de Ayala –dos outs–, el boleto intencional a Bartolomé y la rolata de Osmel Águila por la posición del torpedero; en resumen, error del campo corto y otro dueto de anotadas.

Lo mejor, lo verdaderamente importante, estaba por llegar. Y no me refiero a la cuarta llegada al plato, en el sexto. Lo más sobresaliente de esta noche fue el debut de los Toros, al menos aquel debut que tanto nos prometieron y que hasta ahora no habíamos visto: el de un equipo rápido, agresivo...

Corría el final del de la suerte y Dary se encargó de probarla. Su cañonazo al central sería seguido por metrallazo de Águila a la banda siniestra y –sorpréndase– toque de William Luis que cogió "movido" hasta al coach y remolcó sin mayores contratiempos al corredor emergente que había entrado por "Bartolo".

Parecía que para sorpresas bastaba, pero no. Tras la entrada del nuevo lanzador (Pedro Herrera) y el ponche a Quintero llegó... nada más y nada menos que un squeeze play por cuenta de Ermindo Escobar, que con todo y sus abundantes libras dejó fuera de equilibrio a la defensa del Guaso y sirvió para marcar otras dos rayas en la pizarra mecánica del Ruedo Mayor. En otras palabras, Toros siete carreras.

Del resto no cuento mucho. Solo que en el noveno Socarrás tuvo sus sobresaltos y terminó regalando par de boletos, aceptando un incogible y una vuelta al cuadro. Sin embargo, el "Cañonero de Los Coquitos" apeló a la recta y todo quedó listo para sentencia.

Escrito no "suena" tan dramático como en realidad ocurrió pero así son las cosas. Por fin, esta noche, Camagüey salió al terreno con todo lo que prometía y podía.

Velocidad , mucha; defensa, toda la que se pueda; y pitcheo, tales son las armas de los Toros de cara a su pretendido embiste. Para el sábado las opciones son amplias: "Viyo" Odelín como abridor, Lizander o Quiróz como intermedios, y José Ramón Rodríguez, se anuncian como las principales cartas de la baraja.

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Camagüey triunfa en el regreso de Despaigne
Resurgen los campeones
Más con menos
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue
Camagüey...adiós a las armas
55 SN: Anunciados los elencos de Camagüey y Matanzas

ver más

Camagüey...adiós a las armas
33 innings después... Camagüey

ver más