Wild Card Series’2018 | ¡Stayler agrega otro capítulo de gloria! — clasifica Industriales a la segunda fase

Yirsandy RodríguezPor Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba

LA HABANA — Stayler Hernández o, Mr. Clutch, como prefieras llamarlo, solo quería pegarle con furia a la pelota.

Quizás él te dirá que no —y, de hecho, no abundó sobre el tema en una mini entrevista al término del juego—, pero en verdad se notó deseoso de golpear la bola bien lejos. 

Durante su turno anterior, se había ponchado ante el relevista zurdo Mario Batista, después de que el umpire principal Juan Miguel Licourt, decretó strike una bola dudosa que acarició la esquina lejana de la zona esquematizada en su cerebro.

En ese instante, los Industriales tenían dos corredores en bases con dos outs en el final del 6th episodio, y perdieron la posibilidad de irse delante. Habían empatado el juego 4-4, gracias al back-to-back de Alexander Malleta y Juan Carlos Torriente, halando la pelota para derretir par de pitcheos del abridor de Mayabeque, el derecho Aniel Peña. Dos bateadores después, Yoasan Guillén produjo la anotación del empate, pero, luego de dos outs, Stayler se quedó plantado en el home sin poder ni siquiera abanicar.

El número “15” de los Industriales se sintió frustrado. Cruzó algunas palabras con el umpire principal, pero luego se fue al dugout. Considerando que había terminado apenas el sexto inning, las posibilidades de un desquite de Stayler estaban bastante cercanas, quizás solo en una vuelta completa de la alineación. Y, por supuesto, así sucedió. Mayabeque no pudo anotar en el noveno episodio, recibiendo su octavo cero consecutivo siendo dominados por el relevista Héctor Ponce (sacó los últimos 12 outs del desafío), y a Stayler Hernández le tocó entrar al home plate  iniciando el inning con la pizarra 4-4 en el final del noveno.

Aparentemente, todavía no había enterrado el ponche del turno anterior. Lo primero que hizo cuando clavó sus spikes en la caja de bateo, fue mirar hacia abajo, arreglar la tierra mojada rápidamente, y volver a replicarle al umpire principal sobre la sentencia del strike tres en el sexto. Cuatro pitcheos después, parecía que Alyanser Álvarez podía sacarlo de circulación, luego de arrinconarlo en cuenta de 2-2.

Su último lanzamiento fue demasiado distante de la esquina exterior, y Stayler no estuvo muy motivado en golpearlo. No era lo que esperaba, pero estaba dispuesto a hacerle swing a un pitcheo lejano, sobre todo para evitar otra controversia con el árbitro principal.

En 2-2, creo que el joven Alyanser Álvarez, quien salvó 10 partidos y estuvo a gran altura brillando en el bullpen de Mayabeque, se equivocó en no cambiar su plan estratégico de ese punto de afuera. Lanzó una bola rápida alta, algo distante de la zona de strike, pero alcanzable del contundente swing de Stayler. 

No era problema de comando, velocidad o rotación de la pelota. El gran problema de ese pitcheo fue, simplemente, que resultó demasiado predecible. 

Cuando fallas de esa manera contra un bateador como Stayler Hernández, a veces sucede esto:

¡WALK-OFF HOMERUN! 

Stayler golpeó esa bola con furia, volándose sin contratiempos la señalización de los 345-foot por el leftfield. De un silencio expectante, los aficionados en el estadio Latinoamericano pasaron a recibir el 17 de octubre con una algarabía ensordecedora.

SUGERENCIAS DEL EDITOR

Wild Card Series’2018 | Después de cinco años, ¡Los Gallos están de nuevo en la élite!

Wild Card Series’2018 | ¡Los Gallos siguen inspirados! Pedro Álvarez silenció a Santiago de Cuba en el Juego 1

Wild Card Series’2018 | El dominio de David Mena y Elder Nodal acerca a Industriales a la segunda fase

BOX SCORE

Era la 1:02 minutos en el amanecer de este miércoles y, aún después de 4 horas viendo béisbol —el juego comenzó retrasado por los efectos de la lluvia—, la fanaticada que se dio cita en el Coloso del Cerro todavía vibraba de emoción. Después de darle la vuelta al cuadro en una carrera rápida, que Stayler inició haciendo señas con la mano (como silenciando a los fans de Mayabeque), el resto del colectivo de Industriales lo recibió para festejar alrededor del home plate.

“Me siento feliz de haber dado este batazo y ofrecerle el éxito a mi equipo en este gran partido contra Mayabeque. Desde estas últimas semanas nos estábamos preparando para este momento, ya que confrontamos varios momentos difíciles. Pero un equipo grande como este tiene que saber recuperarse, y eso es lo que estamos haciendo. Nunca nos damos por vencidos. Ya estamos clasificados, así que la primera meta ya se cumplió por el momento”, dijo Stayler al término del partido, siendo el centro de una oleada de grabadoras y celulares grabándolo.

Con este éxito por 5-4, Industriales completó la clasificación a la segunda fase, y este viernes su manager, Rey Vicente Anglada, irá por cinco refuerzos que fortalezcan la nómina de cara a la parte más difícil de todo el calendario en 2018.

De manera inédita, ambas Series de Comodines esta temporada terminaron por barrida de 2-0, pues en la tarde Sancti Spíritus se convirtió en el sexto clasificado a la siguiente fase en la actual 58 Serie Nacional.

Un merecido reconocimiento para Mayabeque

Los Huracanes fueron una de las grandes sorpresas positivas de la primera fase, y creo que varios seguidores del béisbol sentiremos tristeza de no verlos jugar de nuevo en esta 58 Serie. Con un colectivo joven y tremendos deseos de entregarse dentro del diamante buscando la victoria, Mayabeque se convirtió en una amenaza para varios teams esta temporada. Estuvieron a un paso de clasificar directo, y demostraron que los destellos de ofensiva y defensa en 2017 no fueron obra de la casualidad.

Ofreciendo oportunidades de desarrollarse a varias figuras jóvenes, hoy día podemos apreciar el talento que nos muestran Pedro León, Edaín Román, Yadian Martínez, Alyanser Álvarez, Diosbel Nápoles, Aniel Peña y Rangel Ramos, entre otras jóvenes figuras. Si su colectivo se mantiene, junto a otros jugadores más experimentados como Michael González, Denis Laza, Orlando Lavandera y Alexander Pozo, estoy seguro que en 2018 podrán repetir una actuación similar a esta.

Como dijo su manager Vannoy Arado, cuando apenas salían del estadio Latinoamericano con dos victorias a mediados de agosto pasado: “El talento y los deseos están. Solo les pido calma a la fanaticada. Estos muchachos necesitan mucha confianza”. Aunque hayan sido eliminados, es justo decir que los Huracanes nunca se dieron por vencidos. Lucharon en sus nueve innings, contra un equipo realmente superior sobre todo en experiencia para jugar partidos de presión.

Uno de los más grandes ejemplos de que Mayabeque tenía fortalezas para luchar, lo vimos de manera temprana, desde el primer episodio. Después de 20 pitcheos, le anotaron una carrera a Frank Monthiet y, cuando Orlando Lavandera sacudió un doble limpiabases con las almohadillas repletas, de momento parecía que los Huracanes tomaban rápidamente categoría V. Sin embargo, luego de explotar a Monthiet, quien estuvo en una de sus peores aperturas de por vida (lanzó 29 de sus 37 pitcheos fuera de la zona de strike), solo pudieron batear de 26-3 en el resto del juego. Esa incapacidad frente al pitcheo de los Industriales los sepultó. A su vez, Pedro León no superó la tensión del ambiente de playoffs y se fue de 8-0, tomándose cuatro strikeouts en sus últimas cinco veces al bate. Sus bateadores colocados en el tercer turno no funcionaron. Salieron con slump de 7-0 — Denis Laza de 4-0 y Michael González de 3-0, en el Juego 1 y 2, respectivamente.

En el orden general, dejaron a 13 corredores en bases durante los dos partidos, y las tandas de 1-2-3 utilizadas en ambos duelos se fueron con registro combinado de 24-3. Al final, terminaron siendo dominados por el relevista derecho Héctor Ponce —que arrastraba una efectividad de 9.58 en agosto y 4.74 en septiembre—, a quien le pegaron solo de 14-1 en 4 ⅓ innings. Con esa producción y sin poder impedir el ataque de Industriales, que debió anotar más carreras y dejó nueve corredores en bases, era difícil vencer en una serie de tres partidos a ganar dos.

Gracias por la entrega a ambos equipos, a pesar de que nos han brindado la Serie de Wild Card más corta en el béisbol cubano.

A los Huracanes, ¡Felicitaciones por su gran año!

Industriales, no fue tan fácil la clasificación, pero… ¡ahora pueden reforzarse!

Ha sido el fin de la primera fase en la 58 Serie Nacional, aunque, para nada:

¡El desafío apenas comienza!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Ganan Matanzas e Industriales en la noche del lunes
Temas de la 54 SN: Industriales, nuevamente favorito
Tras jornada sabatina, Industriales único invicto
Industriales se lleva primera derrota de la temporada
Ratificada sanción a santiaguero Danny Betancourt
Cachorros completan barrida de Leones
Líderes del torneo caen
Leones sacan la artillería
Talión sobre el diamante

ver más

ver más